La integración de la forma y el contenido

Una clase de tipo Academia sobre este tema se celebró en diciembre del 2007, en la sede principal de la Fundación, en Temécula, California. Si bien no llegó a publicarse el programa grabado, la introducción y los comentarios presentados allí constituyen un material didáctico valioso sobre ciertos principios centrales para nuestra comprensión de Un curso de milagros. Por lo tanto, los hemos puesto aquí a disposición de los lectores.

La integración de la forma y el contenido es paralela a la integración de la metafísica no dualista del Curso con las pautas prácticas para vivir en el mundo de la ilusión. Jesús nos enseña que mientras nos identificamos con el yo físico y psicológico que llamamos por nuestro nombre, necesitamos usar las formas o los símbolos del mundo —nuestras relaciones especiales— como un aula en la que aprendemos a reconocer la existencia de la mente tomadora de decisiones, que tiene el poder de elegir al ego o al Espíritu Santo como nuestro maestro: uno enfatiza la forma a expensas del contenido; el Otro utiliza la forma para cambiar el contenido.

Share on Social Media...