La sanación del sueño de la enfermedad

Los extractos que siguen son del taller celebrado en el Centro de Temécula, California en febrero de 2002. Examinaremos la enfermedad y el cuerpo en su contexto metafísico, en el que su propósito se define como el cumplimiento del deseo del ego de mantener real la separación en nuestras mentes y proyectar la responsabilidad de nuestra condición. La enfermedad, sea cual sea su forma, se considera una sombra de nuestra creencia inconsciente en el pecado y la culpabilidad. El cuerpo y el mundo, por lo tanto, no son la fuente de la enfermedad ni de la curación. En consecuencia, la sanación reside en que seamos capaces de mirar con Jesús nuestra decisión de repudiar el amor y luego culpar a algo externo a nosotros mismos de nuestro estado lamentable. Al unirnos de esta manera con Jesús —sin juzgar— se elimina la causa de toda enfermedad.

Share on Social Media...